ORGANIZACIONES Y PROGRAMAS EDUCATIVOS QUE LLEGAN AL CORREGIMINETO.

En este momento el corregimineto cuenta con 5 grandes empresas que lo consolidan en su producción a nivel de servicios educatrivos, transporte y alimentos.

Esas empresas las podemos nombrar como: Porcicarnes, Cootrasana, Coomulsap, Cantabria y Pollocoa.

El programa Buen Comienzo busca Promover el desarrollo integral diverso e incluyente de los niños y niñas menores de 6 años. 

La población va creciendo en forma desmedida, sin ningún equipamento de educación y recreación, situación que se esta asimilando por parte de los líderes y liderezas del corregimineto

El corregimineto se ha distinguido a lo largo de la historia por tener un gran componente en organización comunitaria donde podemos ver el trabajo de algunas organizaciones,   con alta trayectoria unas  y otras apenas naciendo, las cuales de alguna manera muestran el comportamiento cultural y educativo que tiene el coprregimineto.

Entre otras tenemos: CIUDAD RURAL, CORCASAP, PUERTA ABIERTA, SEMILLERO JUVENIL, CORAGRA T. V. ,PRADO T. V. ,COROLAS, BREAK DANCE, LATIN DANCE,COOMULSAP, FEYALIN, FUNDACION CASA MUSICAL HERNANDO MONTOYA.

Es importante anotar que desde hace tres años trabaja la Red Nucleadora como instancia para unir las organizaciones y ahora tenemos el llamado Grupo Gestor que trabaja por la socialización y comprensión  del plan de desarrolo.

San Antonio de Prado cuenta con un sin número de grupos musicales, teatro y danza.

 

•El crecimiento o progreso de una sociedad no puede evaluarse sólo mediante índices económicos. El desarrollo cultural implica la existencia de unas políticas públicas que lo orientan, pero como una cuestión vinculada al sentido de la vida que las comunidades construyen, situando a la cultura en su más profundo significado antropológico, es decir, la manera en que los individuos y las colectividades viven, piensan, se organizan, celebran y comparten la vida, o como la huella creativa de una sociedad en el territorio a través de la historia propia."•  Posada Gaviria,Bertha Lucia. Gestora cultural

  HISTORIAS TOMADAS DE LA ENCICLOPEDIA DE LA EXCELENCIA MIGUEL ANGEL CORNEJO  Excelencia:

una nueva generación

 

¿Qué significa ser joven?

 

• Ser joven significa ser dueños de nuestro presente y estar dispuestos a

 

desafiar nuestro porvenir. Aceptar las circunstancias sin envidiar ni

 

protestar, admitir la maravilla que somos y lanzarnos a conquistar

 

nuestro destino.

 

• Ser joven es buscar incansablemente nuestro ser y entregar la vida

 

para hacernos a nosotros mismos. Jamás sacrificar nuestra vocación

 

por complacer a alguien y estar dispuestos a pagar la colegiatura para

 

lograr nuestra plena realización.

 

• Ser joven es tener el valor de realizar nuestro ser a pesar de las

 

circunstancias, los críticos y los escépticos. Jamás hacerse víctima de

 

los demás y entender que el valor no es para morir sino para decirle sí

 

a la vida.

 

• Ser joven es abrir nuevos caminos, aventurarse con audacia a probar

 

lo nunca antes intentado. Luchando aun a pesar de nuestros miedos

 

para lograr lo que , asumiendo los riesgos y las consecuencias.

 

• Ser joven significa ser libre, dirigiendo nuestra vida al destino por

 

nosotros

 

elegido

 

y

 

asumiendo

 

la

 

responsabilidad

 

de

 

nuestras

 

decisiones. Es ejercer en cada momento nuestra libertad y ser los

 

únicos responsables de nuestras acciones renunciando a cualquier tipo

 

de esclavitud, vicio, adición, manipulación o sometimiento que degrade

 

nuestro ser.

 

• Ser joven es levantarse ante cada adversidad con un espíritu

 

indomable, aprendiendo de nuestros fracasos pero jamás dándonos por

 

vencidos, luchando hasta alcanzar la cima anhelada. Es la capacidad de

 

convertir cada fracaso en victoria aprendiendo de nuestras fallas y no

 

perder jamás de vista la cumbre que deseamos conquistar.

 


 

• Ser joven es buscar desafíos y enfrentarse a retos extraordinarios con

 

tal entusiasme que los más intrincados obstáculos sean afrontados con

 

una férrea disciplina, con una determinación absoluta y una sonrisa en

 

los labios. La perseverancia es e1 talento de los triunfadores, la

 

disciplina es la colegiatura para llegar al éxito.

 

• Ser joven es nunca darse por vencido, aun cuando la adversidad esté a

 

punto de derrotarnos, en el último instante buscar el impulso final para

 

lograr la conquista. La única diferencia entre los perdedores y los

 

triunfadores es que los primeros casi lo logran y los triunfadores silo

 

lograron.

 

• Ser joven es ser capaz de amar sin limitaciones y luchar hasta el fin

 

por nuestros sueños. El amor auténtico se basta a si mismo y sin

 

importar reciprocidad, se da sin limitación alguna.

 

• Ser joven es luchar por un mundo más humano, es ofenderse ante la

 

miseria, protestar ante la injusticia, es tender una mano al necesitado,

 

es enjugar las lágrimas de un niño abandonado y conducir su destino a

 

un futuro de realización.

 

• Ser joven significa tener un corazón generoso y dar todo, hasta lo que

 

nos hace falta, por alcanzar una estrella, es sacrificio sin limites, es la

 

fuerza hecha acción para cumplir nuestro destino con Dios y con la

 

humanidad.

 

Ser joven es:

 

Generosidad • Alegría • Frescura • Sueños Fuerza • Ímpetu

 

lucha • Ética • Carácter • Fraternidad • Ideales y Amor

 

Ser siempre joven es la expresión más sublime de la presencia de

 

Dios.

 


 

Sembradora de amor

 

Cuando una mujer se realiza en el mundo de la ciencia o de las artes,

 

dedicando todos sus sentidos y esfuerzos a colaborar en que algo mejore

 

se llama: profesional.

 

Cuando decide luchar junto a su hombre para lograr un sueño,

 

alcanzar una estrella, cuando lo puede acompañar en medio de las

 

adversidades, se llama: esposa.

 

Cuando da consuelo y amor a su pareja, cuando se convierte en suave

 

playa después de la tormenta, cuando se entrega apasionadamente, se le

 

llama: amante.

 

Cuando una mujer da su vida, su ternura, su cuidado y cariño para

 

forjar a un ser superior fruto de su vientre, se llama: madre.

 

Cuando consagra su existir para realizar un ideal, ayudando al des-

 

poseído, al niño abandonado, dando consuelo a los olvidados, cuando le

 

duele el dolor ajeno, cuando se levanta a luchar contra la injusticia, se le

 

llama: idealista.

 

Cuando todo su ser lo ocupa en ser artesana, artista, esposa, madre,

 

amante, idealista, cuando decide luchar incansablemente por ser una

 

mujer

 

total,

 

convirtiéndose

 

en

 

colaboradora

 

de

 

Dios,

 

se

 

llama:

 

Sembradora de amor.

 

Participando para construir

 

Un día me levanté, como tantos otros, a las siete de la mañana con el

 

firme propósito de emprender una tranquila jornada de trabajo; mientras

 

me bañaba encendí la radio para enterarme de las últimas noticias de

 

ayer.

 

La voz que surgía del aparato inundó mis pensamientos diciendo: “En el

 

resumen de la mañana de esto le hemos informado: se descubrió

 

cuantioso fraude en una importante empresa paraestatal, el cual podría

 


 

llegar a 50 mil millones de pesos, y la voz prosiguió: “Aumentan

 

dramáticamente los índices de contaminación en ci Valle de México...,

 

capturan a una banda de asaltantes integrada por policías..., informa la

 

Secretaria de Agricultura que tendremos que importar maíz, pues las

 

cosechas de este año no satisfacerán el consumo interno..., asesinan en

 

la frontera a dos mexicanos que se presume intentaban llegar al vecino

 

país..., descubren cuantioso embarque de marihuana en el norte de la

 

república..., señalan líderes obreros que el poder adquisitivo de los

 

trabajadores ha llegado a niveles inadmisibles.... se extiende en el

 

sureste peligrosa epidemia por falta de recursos médicos , y así prosiguió

 

la voz trasmitiendo más y más noticias que fueron sembrando en mi

 

interior la indignación.

 

Desesperado, en vez de cantar bajo la regadera como lo hacía

 

habitualmente, levanté la cara y grité enfurecido: “¿Por qué, Dios?, ¿por

 

qué estamos tan mal en nuestro país?, no es posible que esto continúe

 

así, alguien tiene que hacer algo , no obtuve respuesta, cerré la llave del

 

agua y quedé en silencio.

 

Mas tarde bajé a desayunar y me extrañó encontrar todavía a mis hijos

 

en el comedor, por lo que pregunté a mi esposa: “¿Por qué no se han ido

 

los niños a la escuela?, ya es muy tarde. Mi esposa me respondió: “Hoy

 

no tienen clases debido a que los maestros están en huelga’. La ira subió

 

a mi rostro e iba a maldecir al gobierno, cuando en ese momento mi hija

 

más pequeña se acercó y puso el periódico del día en la mesa frente a

 

mí, en el encabezado de la primera plana se podía leer el siguiente

 

mensaje: “¿Y tú, estás listo para votar? Súbitamente recordé la

 

convocatoria que recibí un mes antes para empadronamiento y participar

 

en la elección de un nuevo gobierno, y que yo, displicentemente había

 

roto y tirado en el cesto de la basura.

 


 

¡Qué tonto he sido!, hasta hoy no he comprendido que yo formo parte

 

de una generación que tiene la oportunidad y la responsabilidad de

 

colaborar en la construcción del México del mañana una nación llamada a

 

ser protagonista principal en la historia del siglo xxi, impulsada por la

 

Excelencia, una nueva generación y entonces decidí participar, pues la

 

libertad es un derecho que si no se ejerce, se pierde.

 

Soy libre

 

El sentido de la libertad

 

• Soy libre para elegir mi destino, y cualquiera que éste sea, yo soy el

 

único responsable de la calidad de vida que poseo.

 

• Soy

 

libre

 

para

 

buscar permanentemente mi

 

superación, y soy

 

responsable de mi estancamiento y mediocridad.

 

• Soy libre para dedicar mis talentos al trabajo que elija, y responsable si

 

vivo en la frustración, renegando de lo que nunca quise hacer.

 

• Soy libre, para producir los bienes materiales que deseo poseer, y

 

único responsable por la frustración de no tenerlos.

 

• Soy libre para elegir a la pareja con la que deseo compartir mi vida, y

 

soy responsable de su felicidad y realización.

 

• Soy libre para decidir traer a otro ser humano al mundo, y soy

 

responsable de su formación y desarrollo.

 

• Soy libre para compartir la amistad, y soy responsable de la lealtad y

 

sinceridad que les debo a mis amigos.

 

• Soy libre para disfrutar plenamente todos los bienes de la creación, y el

 

único responsable de mi insatisfacción y vaciedad.

 

• Soy libre de soñar y dejar volar mi imaginación, y único responsable de

 

la frustración de tener una vida vacía sin estrellas que alcanzar.

 

• Soy libre para hacer crecer mi espíritu a su plena realización, y

 

responsable de la estrechez de su horizonte.

 


 

• Soy libre para elegir los ideales por que luchar, y responsable de la

 

calidad del mundo en que yo decidí vivir.

 

• Soy libre para amar a Dios, y único responsable de cumplir con la

 

misión histórica de mi creación.

 

México, sí se puede

 

Hablar de nuestro tiempo, de las realidades y de los retos que

 

afrontamos como nación es comprender nuestras desventajas en:

 

• La educación, en el subdesarrollo de nuestros conocimientos, que nos

 

mantiene en franca desventaja ante la nueva competencia.

 

• La alimentación, el hambre de nuestro pueblo, debido a un campo

 

dogmatizado, mitificado en la demagogia y sacrificado a intereses

 

bastardos.

 

• La democracia, que aún no ha logrado consolidarse a través de un

 

siglo, coartando las libertades de expresión, de elección y de

 

manifestación.

 

• Una tecnología en ciernes, que no ha sido estimulada por afanes de

 

nacionalismos miopes y regionalismos inconscientes que nos han

 

impedido aprovechar la inteligencia universal como don de toda la

 

humanidad.

 

• La apertura comercial, el negarnos durante décadas a una apertura

 

genuina que nos obligara a una competencia legítima y que nos

 

reclama nuestra superación como individuos y como nación.

 

• La competencia de nuestros dirigentes, el ser tratados por nuestros

 

líderes con desconfianza e incluso como infantes incapaces de definir lo

 

que queremos como personas y lo que anhelamos como pueblo.

 

Sin embargo a pesar de que durante siglos se han empeñado en

 

destruirnos, resurge y se manifiesta nuestra naturaleza con un llamado

 

de resolución:

 


 

• En México si se puede, por nuestra actitud siempre alegre, aun ante la

 

adversidad y el desastre.

 

• En México si se puede, por nuestra vocación de servicio y cordialidad

 

que nos ha dado la fama de ser los mejores anfitriones del mundo.

 

• En México si se puede, por nuestra entrega y pasión sin igual cuando

 

creemos en algo o en alguien, ofreciendo sin límites nuestra amistad y

 

lealtad.

 

• En México si se puede, por tener una patria maravillosa en la que el sol

 

es nuestra más valiosa estrella y en la que nuestros paisajes se

 

convierten en un estallido de belleza y color, con su mosaico de

 

tradiciones y huellas históricas, que nos convierten en un pueblo que

 

ofrece magia en cada espacio y a cada instante.

 

• En México si se puede, por ser un pueblo con imaginación, en donde la

 

creatividad y e1 ingenio no tienen limites en las manos de un artesano,

 

en la chispa del obrero que resuelve los más intrincados problemas y

 

en donde el

 

manifestarse.

 

• En México sí se puede, por tener un valor llamado Familia, en donde la

 

fraternidad y el sacrificio personal son una sublime expresión de amor,

 

donde hay una madre a quien amar, en donde se encuentra un padre

 

que da su vida por un hijo; un hogar con una puerta abierta siempre al

 

amigo y en donde existen los valores que en pocos pueblos han

 

logrado sobrevivir, como la caridad y la calidez humana.

 

• En México sise puede, por ser un pueblo con valores fundamentales, en

 

el que existen significados superiores, donde todavía perdura respeto y

 

sensibilidad; tierra de poetas en donde se canta al amor, donde se

 

sufre ante la injusticia y se ama sin limites; un pueblo diferente y

 

especial, encantador, mágico y seductor donde en cualquier momento

 

y en cualquier lugar se puede encontrar a Dios.

 

En México sí se puede, por ser un pueblo infinito lleno de promesas y

 

realidades, lleno de gente con espíritu y grandeza, una patria con orgullo

 

profesional

 

encuentra un campo sin limites para

 

 


de pertenencia y una nación con futuro en la que seguramente habitará

 

 

Dios.

 

 

   4. Excelencia:

una nueva generación

 

¿Qué significa ser joven?

 

• Ser joven significa ser dueños de nuestro presente y estar dispuestos a

 

desafiar nuestro porvenir. Aceptar las circunstancias sin envidiar ni

 

protestar, admitir la maravilla que somos y lanzarnos a conquistar

 

nuestro destino.

 

• Ser joven es buscar incansablemente nuestro ser y entregar la vida

 

para hacernos a nosotros mismos. Jamás sacrificar nuestra vocación

 

por complacer a alguien y estar dispuestos a pagar la colegiatura para

 

lograr nuestra plena realización.

 

• Ser joven es tener el valor de realizar nuestro ser a pesar de las

 

circunstancias, los críticos y los escépticos. Jamás hacerse víctima de

 

los demás y entender que el valor no es para morir sino para decirle sí

 

a la vida.

 

• Ser joven es abrir nuevos caminos, aventurarse con audacia a probar

 

lo nunca antes intentado. Luchando aun a pesar de nuestros miedos

 

para lograr lo que , asumiendo los riesgos y las consecuencias.

 

• Ser joven significa ser libre, dirigiendo nuestra vida al destino por

 

nosotros

 

elegido

 

y

 

asumiendo

 

la

 

responsabilidad

 

de

 

nuestras

 

decisiones. Es ejercer en cada momento nuestra libertad y ser los

 

únicos responsables de nuestras acciones renunciando a cualquier tipo

 

de esclavitud, vicio, adición, manipulación o sometimiento que degrade

 

nuestro ser.

 

• Ser joven es levantarse ante cada adversidad con un espíritu

 

indomable, aprendiendo de nuestros fracasos pero jamás dándonos por

 

vencidos, luchando hasta alcanzar la cima anhelada. Es la capacidad de

 

convertir cada fracaso en victoria aprendiendo de nuestras fallas y no

 

perder jamás de vista la cumbre que deseamos conquistar.

 


 

• Ser joven es buscar desafíos y enfrentarse a retos extraordinarios con

 

tal entusiasme que los más intrincados obstáculos sean afrontados con

 

una férrea disciplina, con una determinación absoluta y una sonrisa en

 

los labios. La perseverancia es e1 talento de los triunfadores, la

 

disciplina es la colegiatura para llegar al éxito.

 

• Ser joven es nunca darse por vencido, aun cuando la adversidad esté a

 

punto de derrotarnos, en el último instante buscar el impulso final para

 

lograr la conquista. La única diferencia entre los perdedores y los

 

triunfadores es que los primeros casi lo logran y los triunfadores silo

 

lograron.

 

• Ser joven es ser capaz de amar sin limitaciones y luchar hasta el fin

 

por nuestros sueños. El amor auténtico se basta a si mismo y sin

 

importar reciprocidad, se da sin limitación alguna.

 

• Ser joven es luchar por un mundo más humano, es ofenderse ante la

 

miseria, protestar ante la injusticia, es tender una mano al necesitado,

 

es enjugar las lágrimas de un niño abandonado y conducir su destino a

 

un futuro de realización.

 

• Ser joven significa tener un corazón generoso y dar todo, hasta lo que

 

nos hace falta, por alcanzar una estrella, es sacrificio sin limites, es la

 

fuerza hecha acción para cumplir nuestro destino con Dios y con la

 

humanidad.

 

Ser joven es:

 

Generosidad • Alegría • Frescura • Sueños Fuerza • Ímpetu

 

lucha • Ética • Carácter • Fraternidad • Ideales y Amor

 

Ser siempre joven es la expresión más sublime de la presencia de

 

Dios.

 


 

Sembradora de amor

 

Cuando una mujer se realiza en el mundo de la ciencia o de las artes,

 

dedicando todos sus sentidos y esfuerzos a colaborar en que algo mejore

 

se llama: profesional.

 

Cuando decide luchar junto a su hombre para lograr un sueño,

 

alcanzar una estrella, cuando lo puede acompañar en medio de las

 

adversidades, se llama: esposa.

 

Cuando da consuelo y amor a su pareja, cuando se convierte en suave

 

playa después de la tormenta, cuando se entrega apasionadamente, se le

 

llama: amante.

 

Cuando una mujer da su vida, su ternura, su cuidado y cariño para

 

forjar a un ser superior fruto de su vientre, se llama: madre.

 

Cuando consagra su existir para realizar un ideal, ayudando al des-

 

poseído, al niño abandonado, dando consuelo a los olvidados, cuando le

 

duele el dolor ajeno, cuando se levanta a luchar contra la injusticia, se le

 

llama: idealista.

 

Cuando todo su ser lo ocupa en ser artesana, artista, esposa, madre,

 

amante, idealista, cuando decide luchar incansablemente por ser una

 

mujer

 

total,

 

convirtiéndose

 

en

 

colaboradora

 

de

 

Dios,

 

se

 

llama:

 

Sembradora de amor.

 

Participando para construir

 

Un día me levanté, como tantos otros, a las siete de la mañana con el

 

firme propósito de emprender una tranquila jornada de trabajo; mientras

 

me bañaba encendí la radio para enterarme de las últimas noticias de

 

ayer.

 

La voz que surgía del aparato inundó mis pensamientos diciendo: “En el

 

resumen de la mañana de esto le hemos informado: se descubrió

 

cuantioso fraude en una importante empresa paraestatal, el cual podría

 


 

llegar a 50 mil millones de pesos, y la voz prosiguió: “Aumentan

 

dramáticamente los índices de contaminación en ci Valle de México...,

 

capturan a una banda de asaltantes integrada por policías..., informa la

 

Secretaria de Agricultura que tendremos que importar maíz, pues las

 

cosechas de este año no satisfacerán el consumo interno..., asesinan en

 

la frontera a dos mexicanos que se presume intentaban llegar al vecino

 

país..., descubren cuantioso embarque de marihuana en el norte de la

 

república..., señalan líderes obreros que el poder adquisitivo de los

 

trabajadores ha llegado a niveles inadmisibles.... se extiende en el

 

sureste peligrosa epidemia por falta de recursos médicos , y así prosiguió

 

la voz trasmitiendo más y más noticias que fueron sembrando en mi

 

interior la indignación.

 

Desesperado, en vez de cantar bajo la regadera como lo hacía

 

habitualmente, levanté la cara y grité enfurecido: “¿Por qué, Dios?, ¿por

 

qué estamos tan mal en nuestro país?, no es posible que esto continúe

 

así, alguien tiene que hacer algo , no obtuve respuesta, cerré la llave del

 

agua y quedé en silencio.

 

Mas tarde bajé a desayunar y me extrañó encontrar todavía a mis hijos

 

en el comedor, por lo que pregunté a mi esposa: “¿Por qué no se han ido

 

los niños a la escuela?, ya es muy tarde. Mi esposa me respondió: “Hoy

 

no tienen clases debido a que los maestros están en huelga’. La ira subió

 

a mi rostro e iba a maldecir al gobierno, cuando en ese momento mi hija

 

más pequeña se acercó y puso el periódico del día en la mesa frente a

 

mí, en el encabezado de la primera plana se podía leer el siguiente

 

mensaje: “¿Y tú, estás listo para votar? Súbitamente recordé la

 

convocatoria que recibí un mes antes para empadronamiento y participar

 

en la elección de un nuevo gobierno, y que yo, displicentemente había

 

roto y tirado en el cesto de la basura.

 


 

¡Qué tonto he sido!, hasta hoy no he comprendido que yo formo parte

 

de una generación que tiene la oportunidad y la responsabilidad de

 

colaborar en la construcción del México del mañana una nación llamada a

 

ser protagonista principal en la historia del siglo xxi, impulsada por la

 

Excelencia, una nueva generación y entonces decidí participar, pues la

 

libertad es un derecho que si no se ejerce, se pierde.

 

Soy libre

 

El sentido de la libertad

 

• Soy libre para elegir mi destino, y cualquiera que éste sea, yo soy el

 

único responsable de la calidad de vida que poseo.

 

• Soy

 

libre

 

para

 

buscar permanentemente mi

 

superación, y soy

 

responsable de mi estancamiento y mediocridad.

 

• Soy libre para dedicar mis talentos al trabajo que elija, y responsable si

 

vivo en la frustración, renegando de lo que nunca quise hacer.

 

• Soy libre, para producir los bienes materiales que deseo poseer, y

 

único responsable por la frustración de no tenerlos.

 

• Soy libre para elegir a la pareja con la que deseo compartir mi vida, y

 

soy responsable de su felicidad y realización.

 

• Soy libre para decidir traer a otro ser humano al mundo, y soy

 

responsable de su formación y desarrollo.

 

• Soy libre para compartir la amistad, y soy responsable de la lealtad y

 

sinceridad que les debo a mis amigos.

 

• Soy libre para disfrutar plenamente todos los bienes de la creación, y el

 

único responsable de mi insatisfacción y vaciedad.

 

• Soy libre de soñar y dejar volar mi imaginación, y único responsable de

 

la frustración de tener una vida vacía sin estrellas que alcanzar.

 

• Soy libre para hacer crecer mi espíritu a su plena realización, y

 

responsable de la estrechez de su horizonte.

 


 

• Soy libre para elegir los ideales por que luchar, y responsable de la

 

calidad del mundo en que yo decidí vivir.

 

• Soy libre para amar a Dios, y único responsable de cumplir con la

 

misión histórica de mi creación.

 

México, sí se puede

 

Hablar de nuestro tiempo, de las realidades y de los retos que

 

afrontamos como nación es comprender nuestras desventajas en:

 

• La educación, en el subdesarrollo de nuestros conocimientos, que nos

 

mantiene en franca desventaja ante la nueva competencia.

 

• La alimentación, el hambre de nuestro pueblo, debido a un campo

 

dogmatizado, mitificado en la demagogia y sacrificado a intereses

 

bastardos.

 

• La democracia, que aún no ha logrado consolidarse a través de un

 

siglo, coartando las libertades de expresión, de elección y de

 

manifestación.

 

• Una tecnología en ciernes, que no ha sido estimulada por afanes de

 

nacionalismos miopes y regionalismos inconscientes que nos han

 

impedido aprovechar la inteligencia universal como don de toda la

 

humanidad.

 

• La apertura comercial, el negarnos durante décadas a una apertura

 

genuina que nos obligara a una competencia legítima y que nos

 

reclama nuestra superación como individuos y como nación.

 

• La competencia de nuestros dirigentes, el ser tratados por nuestros

 

líderes con desconfianza e incluso como infantes incapaces de definir lo

 

que queremos como personas y lo que anhelamos como pueblo.

 

Sin embargo a pesar de que durante siglos se han empeñado en

 

destruirnos, resurge y se manifiesta nuestra naturaleza con un llamado

 

de resolución:

 


 

• En México si se puede, por nuestra actitud siempre alegre, aun ante la

 

adversidad y el desastre.

 

• En México si se puede, por nuestra vocación de servicio y cordialidad

 

que nos ha dado la fama de ser los mejores anfitriones del mundo.

 

• En México si se puede, por nuestra entrega y pasión sin igual cuando

 

creemos en algo o en alguien, ofreciendo sin límites nuestra amistad y

 

lealtad.

 

• En México si se puede, por tener una patria maravillosa en la que el sol

 

es nuestra más valiosa estrella y en la que nuestros paisajes se

 

convierten en un estallido de belleza y color, con su mosaico de

 

tradiciones y huellas históricas, que nos convierten en un pueblo que

 

ofrece magia en cada espacio y a cada instante.

 

• En México si se puede, por ser un pueblo con imaginación, en donde la

 

creatividad y e1 ingenio no tienen limites en las manos de un artesano,

 

en la chispa del obrero que resuelve los más intrincados problemas y

 

en donde el

 

manifestarse.

 

• En México sí se puede, por tener un valor llamado Familia, en donde la

 

fraternidad y el sacrificio personal son una sublime expresión de amor,

 

donde hay una madre a quien amar, en donde se encuentra un padre

 

que da su vida por un hijo; un hogar con una puerta abierta siempre al

 

amigo y en donde existen los valores que en pocos pueblos han

 

logrado sobrevivir, como la caridad y la calidez humana.

 

• En México sise puede, por ser un pueblo con valores fundamentales, en

 

el que existen significados superiores, donde todavía perdura respeto y

 

sensibilidad; tierra de poetas en donde se canta al amor, donde se

 

sufre ante la injusticia y se ama sin limites; un pueblo diferente y

 

especial, encantador, mágico y seductor donde en cualquier momento

 

y en cualquier lugar se puede encontrar a Dios.

 

En México sí se puede, por ser un pueblo infinito lleno de promesas y

 

realidades, lleno de gente con espíritu y grandeza, una patria con orgullo

 

profesional

 

encuentra un campo sin limites para

 

 


de pertenencia y una nación con futuro en la que seguramente habitará

 

 

Dios.